viernes, 25 de noviembre de 2011

No Serotonin

Lágrimas caledoiscópicas.
Luz solar que no calienta lo suficiente para desterrar la sombra opresora.
El corazón sigue latiendo. No es grave, pero touché.

Mirar a solas cómo se va oscureciendo la habitación, sin salir del refugio caliente y protector de las sábadas. Sola, perdiendo el tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada